Cuando se lanza un nuevo aparato, siempre se piensa en el público potencial que puede ver, dejando a las personas ciegas en un segundo plano hasta años después. Sin embargo, siempre hay alguien que si que piensa en este colectivo, como es el caso la Universidad de Michigan de Estados Unidos que desde hace tres años está trabajando en una tablet en braille para que las personas invidentes puedan leer.

Sin embargo, ¿cómo pueden adaptar un estilo de lectura que consiste en puestos que sobresalen de una superficie de papel? Es más, para algo que continuamente va a estar cambiando cada vez que el lector cambie de página. Pues para ello han creado un dispositivo con un sistema neumático, el cuál utiliza burbujas que se llenan con líquido o aire, produciéndose así los relieves para mostrar las palabras de forma temporal. Una vez terminado el texto, la pantalla regresa a su forma normal en pocos segundos.

Se fabrica la primera tablet de braille

En la actualidad existen varios dispositivos mecánicos para leer en braile, pero solo proporcionan una línea de texto en relieve, cosa que no resulta muy práctica para el lector y se tarda demasiado en poder leer lo equivalente a una sola página. Por no decir que tiene un coste superior a los miles de euros, por lo que no es accesible para todas las personas.

Los inventores de este sistema tienen como objetivo romper las barreras tecnológicas a las que tienen que hacer frente los invidentes, facilitándoles las herramientas necesarias para comunicarse con los demás usuarios. Y lo más importante, su intención es que el producto sea mucho más asequible que los otros dispositivos que existen en la actualidad para los invidentes.

Los desarrolladores de esta tablet todavía están trabajando en percepcionar el primer prototipo del aparato, pero sin lugar a dudas será un aparato del que las personas invidentes podrán disfrutar mucho.

Dejar respuesta