No es una novedad que las nuevas tecnologías están introduciéndose en nuestra vida a un ritmo vertiginoso. Desde la inclusión de los ordenadores portátiles, hasta los smartphones y otros dispositivos como los televisores inteligentes o las tabletas, estos se han convertido en un aliado, por un lado para entretenernos, dándonos otra forma de ocio, pero también para ayudarnos a gestionar nuestro tiempo, e incluso para trabajar o estudiar.

Son muchos los detractores que critican la utilización de estas herramientas para la formación infantil, dándole mayor importancia a los recursos que siempre se han utilizado en la escuela como los libros de papel, los cuadernos y las pizarras. Sin embargo, el uso adecuado de esta tecnología, hace de las apps educativas sean excelentes para los niños. A continuación te vamos a contar el por qué y cómo los niños pueden desarrollarse mucho más con las apps que con los métodos tradicionales.

Beneficios de las apps educativas

Aunque muchos difieran sobre la utilización no solo en casa sino en clase de esta innovación digital para la enseñanza escolar de los niños, hay que decir que existen decenas de beneficios que estas herramientas ofrecen al alumnado y a los niños en general:

  • En primer lugar tenemos la posibilidad de buscar por internet o en las tiendas de aplicaciones de nuestro dispositivo aquella app que más nos guste, o que trabaje aquello que deseamos enseñarle al niño. La variedad y la sencillez con la que podrás encontrar dichas aplicaciones es enorme, frente a otros métodos en los que tendrías que buscar un libro o simplemente explicárselo al niño. Es importante que siempre que le vaya a ofrecer una app educativa a su hijo, la pruebe antes y le enseñe a utilizarla usted mismo, siendo participe de su educación y evitando problemas mayores al dejarle que el solo la descargue.
  • Las aplicaciones educativas atraen mucho al niño. Esto es debido porque son herramientas multisensoriales. Es decir, están estimulando no solo la vista, como ocurriría en el caso de los libros de texto, sino que por un lado están haciendo que el niño visualice imágenes u objetos en movimiento, está escuchando las indicaciones, o también música o sonido que felicita al niño en cada acción, y otras hacen participe al niño haciendo que toque, que hable para completar la pregunta.
  • Juegos clásicos modernizados. Actividades clásicas como los trabalenguas, las adivinanzas infantiles o los puzzles han recibido un nuevo impulso en las apps modernas. Estos divertimentos clásicos aportan muchos beneficios a los niños, como ayudar a la memorización, a la dicción o a la lectura, pero su corte “antiguo” las condenaba al olvido. Existen muchas apps educativas que encierran adivinanzas para niños o puzzles infantiles. Los niños se divierten con estos divertimentos 2.0, pero reciben los mismos beneficios que recibían sus padres y hasta sus abuelos.
  • Los niños reciben por medio de estas apps un feedback continuado, que los van corrigiendo en cada momento. Si el niño realiza una mala acción, el dispositivo se lo hará saber, mientras que si lo hace bien, sonará un sonido alegre y será felicitado por ello, haciendo que el pequeño vuelva a realizar dicha acción más adelante. Esto crea en él una motivación extrínseca, es decir, lo realiza para obtener la recompensa de ser reconocido positivamente por la máquina, intentando después superarse nuevamente, fomentando su afán de superación y sus ganas de seguir aprendiendo.
  • Otra de las ventajas por las que es bueno utilizar estas aplicaciones la encontramos cuando hay más de un niño con nosotros, ya sea en una clase o en nuestro hogar y cada uno tiene un ritmo diferente de aprendizaje. Para los padres o los educadores, es complicado encontrar en todo momento fichas o libros acordes con cada uno de los aprendizajes de cada niño, ya que lo que para uno puede ser muy complicado, para otro puede ser sencillo y no avanzar. Sin embargo, con las apps, en pocos minutos puedes encontrar recursos que ayude a la individualización de la enseñanza, dándole a cada uno lo que necesita para avanzar en su desarrollo óptimo.

Para finalizar, si lo que se busca es que el niño tenga una enseñanza globalizada, es recomendable mezclar siempre este tipo de enseñanza digital, que lo va a guiar para el mundo tecnológico en el que vivimos, siempre sin dejar de utilizar algunas herramientas más tradicionales. Esta mezcla hará que su educación sea lo más completa posible.

Dejar respuesta