Aunque en la actualidad todo el mundo cuenta con un dispositivo móvil, que puede usar más o menos, con el que puede contactarse a Internet etc., Aún hay muchos que deciden optar por salir a la calle para buscar la pegatina de un cerrajero que ofrezca sus servicios para cuando tienen un problema con una cerradura. Sin embargo, no es una opción muy recomendable por la que decantarse.

Es una opción muy peligrosa

A pesar de que está prohibido que se peguen pegatinas en lugares públicos, es algo que se sigue haciendo, pero ya no por empresas privadas, sino por cerrajeros autónomos que ofrecen sus servicios a muy bajo precio.

Sin embargo, la Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES) ha empezado a pedir que se retiren esta clase de anuncios de las calles, por el peligro que puedan representar para las personas que necesiten contratar a un cerrajero.

Muchos de estos anuncios son pegados por personas que han decidido convertir la cerrajería en su profesión, pero que apenas tienen experiencia o simplemente han realizado unos cuantos cursos, por lo que no se ven capaces de terminar los trabajos y manchan la reputación de los profesionales del sector.

Pero lo más peligroso, es que muchos de estos anuncios a través de las pegatinas, donde se informa al posible cliente de que se prestan servicios de cerrajería en una determinada localidad o que pueden contar con los mejores  cerrajeros Madrid urgentes, son farsas de bandas de ladrones.

Anuncios falsos para encontrar lugares donde robar

Muchos de los anuncios que hay pegados por la calle son distribuidos por diferentes bandas de ladrones que se hacen pasar por cerrajeros. Cuentan con los conocimientos básicos como para poder hacer un cambio de cerradura, reparar una cerradura dañada o abrir una cerradura para que el “cliente” pueda entrar en su casa.

Pero esto no es más que una tapadera que las bandas utilizan para poder realizar una inspección del terreno; realizan cambios de cerraduras por otras que les sean muy fáciles de abrir para cuando el cliente no esté en casa, o utilizan su trabajo para obtener información de los clientes; sus horarios de trabajo, si se van a ir de vacaciones o los momentos en los que no van a estar en casa para poder dar el golpe.

Por este motivo, se están intentando eliminar por completo las pegatinas que hay por las calles, para que la gente no caiga en estas trampas.

Dejar respuesta